AlgaNOVA - Abril 2008

La producción de algas apenas cubre el 12% de las necesidades gallegas

14/04/2008
Fuente: La Voz de Galicia (Noticia publicada el 14/04/2008)

Pese a los progresos logrados en el cultivo de algas en Galicia, con polígonos en Merexo (Muxía), Lorbé (Ría de Ares) o Aldán (Cangas) dedicados a especies no muy extendidas en las costas gallegas, la recolección de ejemplares salvajes continúa siendo la fuente más importante de abastecimiento para esta industria.

Según datos de la Consellería de Pesca, desde el 2004 han sido vendidas a través de lonjas de Pontevedra y A Coruña unas 281 toneladas de algas, una proporción pequeña respecto a la que procesa Ceamsa en Porriño para obtener carragenatos, aditivo empleado en la industria láctea y cárnica, utilizado como espesante para gominolas o helados y empleado también en productos de droguería. La compañía emplea a cien trabajadores y procesa al año entre 300 y 400 toneladas de algas de las costas de Galicia, muy poco en comparación con las 5.000 toneladas de producto seco que importa de distintos países del mundo.

La producción de algas gallegas ronda al año las 600 toneladas, con lo que apenas se logra cubrir el 12% de las necesidades de esta industria.

Consumo directo

En el campo del consumo directo, firmas como Algamar, Portomuíños y Conservas e Ahumados Lou desarrollan una labor de promoción de sus preparados dando a conocer sus importantes valores nutritivos y sus posibilidades culinarias.

La gran diversidad que existe en el litoral gallego, con más de 600 especies catalogadas, hacen de la comunidad «la mejor huerta submarina del sur de Europa» y en su estudio y divulgación con el objetivo de dar el salto desde los paladares más selectos hasta un grupo más amplio de consumidores también colaboran varias universidades.

Según Antonio Muíños y Fermín Fernández, propietarios de Porto Muíños y Algamar, respectivamente, el volumen de algas en peso seco procesadas entre ambas firmas y Lou ronda las 300 toneladas.

Especies conocidas como el espagueti de mar, la lechuga de mar, el nori o el dulse se incluyen en múltiples recetas culinarias. A estas se les han sumado en los últimos años las algas cultivadas. El wakame o el kombu de azúcar, con gran tradición en la cocina japonesa, están también entre las más apreciadas en Galicia. Del kombu (Laminaria saccharina) recogerán la próxima semana una cosecha de 20 toneladas en el polígono de Merexo (Muxía) que explota la firma Agrogalicia. Según su gerente, Valeriano Moldes, al margen de los problemas que pueden ocasionar los temporales en la recolección o de otros obstáculos puntuales, el cuello de botella para estos productos en conserva o deshidratados está en la comercialización.

Porto Muiños también recogerá la próxima semana unas diez toneladas de kombu de tres polígonos de Lorbé y Sada, en la ría de Ares. «El reto es de comercialización, que haya cultura -explica Antonio Muíños- pero las algas se están poniendo de moda como producto ecológico, la gente se anima a probarlas y los consumidores aprenden uno de otros, además estamos mejorando los productos». Manuel Loureiro, de Lou, dice que el sector «va en auge, pero aún hay que romper el hielo con muchos consumidores». «Nosotros ya las introducimos en sopas, pastas, o galletas», añade. Precisa que aunque los cultivos van en aumento, todavía hay que comprar la simiente en Santander o en Francia.



El mal tiempo frena la cosecha de algas

08/04/2008
Fuente: La Voz de Galicia (Noticia publicada el 08/04/2008)

La empresa que gestiona el polígono de algas de la ría de Merexo-Muxía ha tenido que parar esta semana la recogida de la primera cosecha de Laminaria saccarina , conocida también como kombu de azúcar, de la Costa da Morte debido al mal tiempo.

Durante la pasada semana, el barco fletado por la compañía pontevedresa Agrogalicia estuvo trabajando en la recolección de las 25 líneas de cultivo. Según informó el gerente, Valeriano Moldes, hasta el momento se ha obtenido una cuarta parte de la plantación, lo que supone que se han tratado y envasado unas cinco toneladas de algas. La empresa pretende sacar de la ría muxiana de las instalaciones unos 20.000 kilos de este producto, que está destinado al consumo humano.

Primera cosecha

Esta sera la primera cosecha de algas de la Costa da Morte. El polígono fue construido hace tres años, pero la primera plantación, que fue de wakame , fracasó por las adversas condiciones meteorológicas. El verano del 2006 fue muy caluroso y en el otoño hubo riadas que llevaron hasta el mar la ceniza de los incendios, lo que mató la mayor parte de las plantas.

Hace cinco meses se volvió a plantar wakame , que es una de las algas más conocidas, pero tampoco en esta ocasión la especie llegó a prosperar. El especialista del Instituto Español de Oceanografía, que participa en la experiencia de Merexo, Juan Manuel Salinas, considera que las semillas de wakame sirvieron de alimento a los peces porque no se desarrollaron como era de esperar, posiblemente por problemas de temperatura del agua o de falta de corrientes. Sí que prosperó la Laminaria saccarina , que ocupa actualmente la totalidad del polígono.

Esta alga es especialmente interesante para el sector empresarial, puesto que apenas se da de forma natural. De modo espontáneo solo se encuentra en las puntas de los muelles. Juan Manuel Salinas considera que en las instalaciones de Merexo hay en estos momentos más plantas de esta especie que en el resto de Galicia.

La plantación de algas en la ría de Merexo procede de semillas que llegaron desde el Instituto Español de Oceanografía, en Santander. Hay unas veinticinco líneas de cultivo, que salieron de más de un kilómetro de cuerda con semilla. Por cada milímetro se consiguieron, aproximadamente, trescientas plántulas.

Las algas solamente se extraen de lunes a jueves, para que sea posible tratarlas en el menor tiempo posible y, así, se envasen en las mejores condiciones. El proceso es delicado, puesto que no conviene romper las plantas. También es importante elegir el momento adecuado para la cosecha, para que estén en su punto, ya que sacarlas del agua demasiado pronto o demasiado tarde hace variar su calidad.
palyginti kainas